A lo largo del día nuestra piel acumula las impurezas del medio ambiente, dando lugar a la aparición de puntos negros, granitos y pérdida de luminosidad. Por eso, además de una rutina de limpieza diaria, es muy importante realizar una limpieza facial profunda cada tres o cuatro semanas, dependiendo del tipo de piel.

 

 

 

 

LIMPIEZA FACIAL PROFUNDA

 

Sin duda un completísimo tratamiento que garantiza los mejores resultados, ideal para devolver la luminosidad e hidratación a pieles cetrinas, con puntos negros y con tendencia grasa. Además de realizar una limpieza y exfoliación en profundidad, se aplica un tratamiento personalizado según las necesidades específicas de cada piel. Por último,   se lleva a cabo un tratamiento con REMODELING FACE que mejora la tonicidad de la piel y aumenta la firmeza muscular.

 

 

Duración: 1:15min   Precio: 59€

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© erikamontoyaestetica.es